Community

Garitano encuentra otra vida en el fondo de su armario

SERGIO R. VIAS

Viernes, 18 diciembre 2020 - 23:14

Kodro y Nez, dos suplentes, firman con sus goles en los minutos finales la crucial victoria del Athletic frente al Huesca (2-0).

El penalti de Pulido sobre Kodro que signific el 1-0 en San Mams. EFE

No es que fueran los hroes, pues no merecen tan alta distincin quienes marcan los goles de una victoria como local frente a un colista, aunque quiz Gaizka Garitano s los considere como tales. Al fin y al cabo, al entrenador del Athletic se le volva a escapar su tiempo en el banquillo de San Mams, una amenaza a la que lleva ya muchas semanas resistiendo, bailando sobre un fino alambre, consiguiendo siempre la victoria desfibriladora cuando la guadaa ya parece afilada. [Narracin y estadsticas (2-0)]

Y pareca que la visita del Huesca a la 'Catedral' poda suponer ese punto final que parece inevitable pero que nunca termina de llegar. Nunca dieron la sensacin los oscenses de poder llevarse los tres puntos, pero la incapacidad del Athletic para marcar un solo gol era insoportable y permita escuchar como si fueran reales los abucheos masivos de San Mams si hubiese estado lleno.

As estaban las cosas, con Garitano musitando si el fin estaba a punto de llegar gozara de una prrroga, cuando Kenan Kodro reclam la atencin sobre l. Pulido cometi penalti sobre l y, en ausencia de Iker Munian, Iaki Williams y Ral Garca, decidi agarrar el baln para lanzarlo.

l, que slo haba disputado 12 mseros minutos en esta Liga, que escucha continuamente las quejas de Garitano sobre su falta de delanteros, fue el salvador. Por el centro, esperando a que se venciera el portero, con la seguridad de quien no especula ante una oportunidad porque quiz ya no tenga otra.

Y entonces el Huesca, a cuatro del 90, se cay del andamio en el que se haba instalado. La capacidad de reaccin ya no exista, ms por una cuestin anmica que fsica y porque el penalti tuvo el doble castigo de la expulsin de Jorge Pulido, su capitn. Rendidos los oscenses a su indeseado desenlace, desde el fondo del armario de Garitano surgi otro futbolista arrinconado para garantizar la continuidad del tcnico.

Unai Nez, que suplic por una cesin que le sacara de la enorme estela de Yeray lvarez (baja este viernes) e Iigo Martnez, resolvi en un crner un encuentro feo, en el que el Athletic no mejor, pareci quedarse tan atrancado como estaba, pero en el que sum una victoria que garantiza unas navidades con trabajo para Garitano.

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más